Picnic nocturno


Mis amigas y yo hicimos una quedada algo especial este fin de semana. Hacía tiempo que no nos veíamos así que cuadramos nuestras agendas para pasar algo de tiempo juntas y ponernos al día.
Se nos ocurrió hacer una especie de picnic pero, en la paya y de noche. Sí, es un plan algo extraño y más aun si mencionamos que no hacía tanto calor como otras veces. Ir con un pantalón largo y una rebeca o chaqueta era necesario ya que corría algo de fresco.
En cuanto al picnic, unas papas arrugadas (típicas de Canarias) con su mojo picón, pan, chorizo, alioli y varias chuches de postre eran más que suficientes.
Lo importante era pasar un buen rato juntas y vaya si lo hicimos.









“Quien tiene un amigo tiene un tesoro” Y yo, soy muy afortunada.
Gracias chicas por siempre hacer ese huequito en vuestro tiempo para vernos. Un besote enorme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario