Es tiempo de compartir

Buenas a todos!!!! Como ya va siendo costumbre, otra semana más estamos por aquí con una nueva idea. Esta semana hemos decidido mostrarles como la sabiduría popular nunca se equivoca,  y que eso de  “menos es más” es un hecho comprobable. Es decir, cómo con un par de prendas básicas podemos vestirnos a la misma vez tanto chicas como chicos, con todo lo que ello supone.
Por todos es sabido que la situación económica actual no pasa por su mejor momento y eso se refleja en todas partes, pero no por ello se debe reflejar en nuestra imagen. Y es que numerosas veces, seguro que nos hemos parado a pensar en lo próximo que tenemos que comprar, en lo que nos puede hacer falta o simplemente en que siempre vestimos igual debido a la monotonía de nuestro armario y se nos apetece cambiar sin gastar mucho dinero.
Y he aquí el kit de la cuestión. En ciudades como China o Nueva York existe una moda que cada vez empieza a cobrar más fuerza en países un poco más tradicionales, consistente en el hecho de que las parejas puedan compartir su ropa. Porque como ya hemos comentado en infinidad de ocasiones estamos en una época en la que todo vale y ya no está mal visto salir a la calle con una camiseta de chico y unos shorts como pasaba antaño, es más, en la actualidad eso ha fomentado la creación de nuevas tendencias, como la masculinización de los looks femeninos.
Donde antes se criticaba a una mujer que llevase pantalones o que no luciese los típicos cánones de belleza femenina ahora se ha puesto en auge la mujer cosmopolita, que a la misma vez  que combina su blazer con una falda de tubo para ir a trabajar, coge la misma blazer y la combina con un pantalón de su chico y un buen par de taconazos para salir por la noche con sus amigas. Sin embargo en el sector masculino se ha producido un giro de 180º, mientras  antes criticaban su dejadez y su falta de atención a los detalles, en la actualidad no existe hombre que no se eche sus cremas después de ducharse o se olvide de combinar su cinto, con el reloj y los zapatos. Y ya no sólo por que esté de moda el look masculino, sino porque supone una  forma de ahorrar. El compartir ropa con un chico, ya sea con tu hermano, con tu novio o simplemente con un amigo puede ser una forma alternativa de cambiar nuestra forma de vestir, de sacar nuevas prendas y no recaer siempre en la monotonía que a veces nos produce nuestro vestuario.

 Es por ello que aquí ofrecemos una serie de reseñas para poder aprovechar algunas prendas.

Un chaleco básico puede solucionarnos a los dos un look muy casual. 


Para la chica, las rebecas siempre quedarán algo más largas, combínalas con un maxi bolso y tendrás un outfit muy informal. Y en el chico el resultado es básico pero ideal. 

Lo que es una americana para él, para la chica será una blazer oversize.

En este caso nosotros sólo empleamos prendas porque es aquello donde mayor dificultad tenemos para compartir pero, no olvides que también podrían repartir entre ambos complementos como pueden ser pañuelos, relojes, cinturones... A qué esperas para probar este tipo de outfits? 

Esperamos que te haya gustado y hasta la próxima semanaaa!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario