Con acento español...

Tras los últimos eventos de moda como son la Mercedes Benz Fashion Week en Madrid y New York Fashion Week nos hemos planteado hasta qué punto somos capaces de ser influenciados y hasta dónde somos capaces de decir basta. Si, es cierto que la moda española muy poco a poco está cobrando más importancia a nivel internacional, sin embargo, no se le ha dado todo el valor que se merece (por supuesto, desde nuestro punto de vista). Pues, la importancia que en ocasiones damos a firmas extranjeras, ya sean francesas o italianas, chinas o americanas en la mayoría de casos superan el afán de querer mejorar el producto patrio. Y a los hechos nos remitimos, podemos entender que países en los cuales su influencia en el mundo de la moda sea mínimo en comparación con otros lugares, estén pendiente de lo que pasa en esas ciudades en las que sí se tiene una cultura en el ámbito de la moda más arraigado, como pueden ser el  caso de París, Milán, Madrid o incluso Londres como máximos exponentes europeos. Lo que no entendemos es que España teniendo una gran variedad de diseñadores con colecciones de lo más variadas y en muchas ocasiones vanguardistas  damos más importancia a lo de fuera que a lo nuestro. Con esto no queremos decir que las firmas españolas no tienen fama, porque tampoco es cierto, pero, sólo quienes saben algo de moda son capaces de reconocer grandes diseñadores españoles, sin embargo, si le preguntamos a la mayoría de personas que pasean por la calle sobre diez marcas de moda internacional nos nombrarían Chanel, Versace, Prada y otras, pero muy pocas españolas.
Este año en MBFW pudimos ver una gran calidad para poder competir en un nivel superior, por ello nos cuestionamos sobre qué es lo que necesita la moda española para llegar a ese reconocimiento tan merecido. Es cierto que, grandes firmas han llegado bien alto, un ejemplo claro es Manolo Blahnik. Pero, recalcando una vez más, nuestra opinión, es que este sector necesita un poco más de apoyo por nuestra parte y por qué no, algo más de apoyo gubernamental para poder impulsar con más fuerza la moda española fuera de nuestras  fronteras.
Concluyendo, ¿por qué todos deseamos tener un Chanel en nuestro armario o unos zapatos de Louboutin entre otras marcas lujosas? Todos sabemos que son de gran calidad y dan cierto prestigio debido a la fama que poseen, pero, aquí va nuestra propuesta… ¿Por qué no comenzamos a llevar más marcas españolas? Nos sentiríamos igual de orgullosos o incluso más, debido a que llevar productos nacionales nos haría  marcar aun más la diferencia, sin olvidarnos, por supuesto, del apoyo que ello supone para la industria española. Porque detrás de ésta existe tanta calidad, como un duro y complejo trabajo. ¡Dale la oportunidad de ser conocidas!
Aparte como ya hemos mencionado en post pasados lo importante no es llevar algo que lleven todos, sino aquello que nos haga sentir cómodos y realizados. 

Aprovechando la ocasión, nos gustaría hacer una mención especial, a  grandes iconos de la moda española:
-Loewe.
-Custo Barcelona.
-Agatha Ruiz de la Prada.
-David Delfín.
-Ion Fiz.
-Maya Hansen.
-Juanjo Oliva.
-Victorio & Lucchino.
-Roberto Verino.
-Ailanto.
Entre otros tantos excelentes representantes de la moda española de los que debemos sentirnos orgullosos.

¿Y tú? ¿Qué opinas sobre este sector?

No hay comentarios:

Publicar un comentario